jueves, 19 de noviembre de 2015

Crisis Amarilla

Hoy Jade ha tenido muchos vértigos y mareos. Casi no se sostiene en pie la pobre. No se podía mantener en pie ni un segundo, con náuseas y falta de oxigeno...  Le dolía la cabeza, tenía dolor de espalda y cervicales. Le molestaba, no sabe por qué, el estómago. Tenía náuseas. Ganas de llorar.  
Un estado de Apatía se ha apoderado de ella de repente, dejándola paralizada y sin habla, con sensación de ahogamiento, como si se fuera a hundir, más de lo que estaba.

Todo eso lo ha causado el Colibrí con el Jersey Amarillo de lana. Un simple Jersey de color Amarillo. Ese color... Jade al ver que el Jersey la tocaba parte de un brazo y casi las clavículas... ha entrado en pánico y se ha puesto mala. Con temblores ha disimulado y se ha ido al baño, se ha mordido el puño, se ha desahogado, y después de llorar un rato en silencio en el cuarto de baño, en la última puerta... se ha quitado las lágrimas y ha salido .
...
Después de ese mal rato y la jornada ya en casa ha hecho un dibujo (de esos que hace para desahogarse, pero lo ha roto).

Luego ha estado pensando (como siempre, piensa demasiado) que por qué un color la va a condicionar, un simple color que va asociado con una niña que ya ni se acordará de ella, una niña que no aportaba nada bueno, que no merecía la pena... ¿de verdad vamos a dejar que un color por muy asociado a unos malos recuerdos nos paralice y nos condicionen? No! No lo voy a permitir, que nada, ni nadie, ni ningún color nos condicione, puede que nos marquen, pero que no nos afecten, el poder se lo damos nosotros y yo he decidido no dárselo, puede que cueste, pero cuando uno se empeña... tiene que luchar e intentar, porque va a ganar, eso es así.




No hay comentarios:

Publicar un comentario