jueves, 24 de diciembre de 2015

El Disfraz de Noche Buena ☆

Muy buenas, esta vez soy Yo, Jade, creo que mi Amiga ( quien ha escrito todas las entradas anteriores, ha hecho con su deber todo lo que la he ido comunicando, expresando, compartiendo... como gran Amiga mía que ha sido y es desde siempre, de todas formas me ha dicho que si no puedo, sin ningún problema, ella será quien escriba por mí) ya se merece un descanso, así que ya voy a hablar por mí. Ya soy yo, Jade, al menos hoy.

Qué complicado es todo, qué difícil es responder a una simple pregunta : ¿ Qué te pasa?  Es muy complejo explicar a alguien lo que te ocurre cuando ni siquiera tú mismo lo sabes. Llorar... unas simples lágrimas que recorren y se deslizan por tu cara porque por la impotencia o no se sabe el qué... te ayudan a desahogate, aunque sea en silencio, siempre he llorado en silencio, he llorado a escondidas, a solas, es mejor, así nadie se preocupa por ti, y así te liberas de verdad sin presión de los demás, sin la presión que te meten sin darse cuenta, esa presión de verte bien cuanto antes, y así entras en un círculo vicioso del que cuesta salir. Por eso, llorar para mí es dejar ir lastres, no es malo llorar ( aunque cuando llores te llamen llorona...) Creo que el llorar a parte de hidratar tu ojo, estás a su vez evaporando tus heridas, Heridas que serán recuerdos.

Después de llorar un rato, de notar la presión en el pecho, las sensaciones intestinales que te descomponen y haber dibujado un poco... es hora de Disfrazarse , en efecto, no hay otra manera de describirlo. Disfrazarse es lo que hago a diario, aunque a veces menos, pero siempre llevo algún complemento ( complementos son el maquillaje, las gafas, la vestimenta... la falsa sonrisa...) 
Es Noche Buena, y cómo no, para qué vamos a preocupar a los familiares? Y a las personas que te quieren...? Por eso es mejor sonreír, fingir y ya está, aunque te estes destrozando...


No hay comentarios:

Publicar un comentario