miércoles, 2 de diciembre de 2015

Punción Seca

Son las 10:44 y Jade llega a la clínica para su sesión de Fisio.  Abren la puerta y la reciben  con una sonrisa, como siempre. 
Hoy tendrá dolores de nuevo, ya que la semana pasada se contracturó por el percance en el tren... somatizando como siempre carga, carga y carga.
Tiene bastante tensa la espalda y el cuello. La tienen que hacer punción seca de nuevo. La duele, mucho, tanto que alguna lágrima echa, siendo así  que el maquillaje se le corre un poco.
Está mal ... de ánimo quizás sea de lo que más.
Le cuenta a su fisio un poco el porqué de sus dolores craneomandibulares. Es entonces cuando se queda en modo "Ploff" de bajón... en el que no le da igual, pero aguanta el dolor de los masajes en los trapecios, el dolor que le hace ver las estrellas en la boca, sobretodo en el lado derecho.
Sigue emitiendo algún que otro sonido y poniendo ojitos de dolor y de sufrimiento... que no le queda más remedio que aceptar y aguantar. 
Después del masaje muscular en el vientre para calmar la ansiedad toca Agujas... las famosas agujas que tanto le gustan a mi Amiga... empezamos :1... 2... 3... 4... 5... 6... 7... y... 19 agujas (sin contar las dos que ha utilizado para las punciones secas)
Y la dejan sola para que hagan  efecto las agujas. En ese momento unas lágrimas están a punto de salir, pero cómo no, una vez más las retiene, ese malestar vuelve a la garganta, el mareo... esa luz del techo se fusiona con la pared y aparece un fondo blanco en el que van apareciendo los muebles de la izquierda... el perchero de la derecha... el espejo...

Ya le quitan las 19 agujas y son las 12:25 cuando terminan de ponerla el vendaje adhesivo.
Se viste despacio de lo que la duele la parte derecha del cuerpo. Abre la puerta y sale. Va al baño, donde se desahoga y se retoca el maquillaje, se mira al espejo un momento y se dice a sí  misma que " no pasa nada, tranquila, sonríe." Sale y se despide. 
En las escaleras del portal tiene náuseas y se detiene en la calle a coger un chicle para quitar el mal sabor de boca.  Y continúa hasta el metro.

Llega al metro, y después de hacer trasbordo y llegar a atocha... tiene dolor estomacal,  un nudo en la garganta no la deja respirar,  siente vértigo  y se sienta en un banco. Con los ojos vidriosos se intenta calmar. 
 Hoy hacía una semana  de lo que pasó  en el tren... y no puede evitar recordar... Al cabo de un rato aparecen compañeros y Jade en seguida a cambiar el Chip.

No hay comentarios:

Publicar un comentario