miércoles, 6 de enero de 2016

La mala conciencia

A pesar de esta Gran noche mágica que Jade ha vivido con ilusión desde pequeña, no sabe porqué , pero después de casi ocho años, y de trabajar las Reacciones ante cosas insignificantes que no deberían importarla y que no deberían afectarla... los miedos y la mala conciencia provocan un Insomnio más pronunciado que no deja dormir a Jade.

Esa culpabilidad no se ha llegado a ir nunca (creíamos que sí, o al menos es lo que mostrábamos o lo que decíamos, porque la realidad es lo que su mente guarda, que es mucha angustia y culpabilidad por ser como es ), pues es muy fácil decir "X" cosa y luego llevarla a cabo... a veces decirse algo a sí  mismo durante tanto tiempo provoca que se convierta en un hábito, en algo que te pertenece y que ya no puede irse de ti, algo que terminas creyéndotelo, por eso en muchas ocasiones si te dices algo positivo durante varios días te lo acabas creyendo, ¿verdad? pero... ¿ sólo funciona con las cosas malas... ? Y entonces... ¿ Por qué con las buenas no sucede lo mismo o nos cuesta muchísimo más...? Porque al final llega un día en el que te ves incapaz de hacer nada, un día  en el que con tan solo un pensamiento te derrumba, no te deja hacer nada, algo que te culpa, que te humilla, te insulta, de tal manera que tus miedos van increchendo y te entra pánico  y entras en un cuadro de ansiedad que de aquella manera controlas en público, pero que luego en tu espacio vital te hundes, te sientes más vulnerable de lo que te sientes, te vuelves inseguro, crees que eres inútil, que no vales nada... ¿Por qué ese pensamiento ? Porque no hay algo que equilibre esa balanza y nos lleve a un estado más sereno en el que nos encontremos seguros y podamos aferrarnos a las cosas buenas, ganando así una vez más  la Batalla.

Es algo irracionable o que no se entiende muy bien, el que hace semanas uno estaba en un eslabón perdido hacia la felicidad y hoy todo lo contrario, tocando casi el fondo y con miles de Recuerdos Olvidados que tenían miles de preguntas  con miles de Respuestas nunca dadas...  o quizás  quiera decir Jade "Nunca Aceptadas" quizás sea eso, o no lo sea... pero desde luego el camino ha sido y sigue siendo duro, muy duro, y muy complicado de Aceptar y llevar encima... cada vez cuesta menos, pero la tensión nos supera en muchas ocasiones, como los dolores cervicales, la cabeza, los temblores que no te dejan ni dibujar, ese tic en el ojo que te pone en alerta cada hora...
- "Tiempo" -  le digo a Jade, tan solo se necesita tiempo y paciencia, más luego trabajo permanente en cuidarse, en quererse, amarse, en aceptarse a uno mismo, respetarse... pero mi Amiga Jade y yo discutimos durante horas casi todos los días el tema de la Aceptación... no se acepta como persona, ni física ni emocionalmente... se Odia. Sí,  Odiar es una palabra muy fuerte que me gustaría que mi Amiga no pronunciase, que no la tuviera registrada en los hipotálamos... pero... complicado dialogar con ella, porque en seguida su armadura se derrite, y los sentimientos se ponen en marcha para atormentarla somatizando con aftas, yagas, anginas, dolores de cabeza, mareos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario