jueves, 14 de abril de 2016

Punciones Secas...

Serían las once menos diez pasadas y la Sesión ya iba a empezar.
Con una cara sumisa y de cansacio, y un agobio interno que nos tensa más de lo que se está*(porque como el ser humano es tan inútil controlando su mente... pues nos puede muchas veces, por cualquier tontería, provocando por ejemplo acentuar el bruxismo, o la presión de las emociones negativas, algo que asquea ver que las lágrimas sean un indicador de ser débil, es una lucha constante  para que no sea algo denigrante y sinónimo de vulnerabilidad. ), nos adentramos a dejar la musculatura en manos de NajMe.

La sorpresa nos aterra, como la incertidumbre, y las palabras no son lo suficientemente válidas para expresar ese Dolor y ese Malestar que ha ido alimentándose a sus espaldas... Vemos cómo  desde los laterales craneocefálicos  hacia la frente, hasta la mandíbula y continuando por el cuello, por la nuca, por las cervicales... hay tremendos dolores de cuello que no son normales, como si estuvieses una hora con el cuello hacia atrás  y bruscamente te pusieras bien, esa sensación... como con los omóplatos, y con  hombros, con la sensación de tener pinchazos o tirones, y digo pinchazos por decir algo, no sé exactamente como decir o explicar lo que la ansiedad y la angustia se traga en silencio, no me sale ni con el dibujo... así que ¿desesperación? Un poquito.
Además notas como los trapecios se quedan rígidos , como también el músculo que va desde arriba hasta las costillas,  como con bloqueos, con sensación de tener un enorme hematoma y lo estuvieran presionando.

El calor seco no puede ser de por vida...

La mandíbula... no es capaz de tener una apertura de dos centímetros...  ni hacer los ejercicios por si la fastidias, y por el dolor que te produce al crujir y al desencajarse ésta , pues que remedio que estar tomando purés,  caldos, cosas blandas... ni hablar  a veces, o simplemente estar tumbada y notar toda la zona craneomandibular tensa y de ver las estrellas... tantas que te ríes por no llorar, pero la procesión va por dentro,  el encogimiento de estómago por la situación tan abrumadora y desesperante... ahí,  en la sala, vulnerable y muerta de miedo cada vez que te pinchan... una... dos... tres... siete... nueve! Nueve Punciones Secas... y... crrashh! el lateral izquierdo. Crrashh! ahora el lado derecho. Crrashh! El cuello... Crujiente y con una presión en el pecho que hacía tiempo que no padecías...


Lo importante es saber que no es tarde, nunca es tarde para nada. Debes creer, creer y apostar por lo que quieres y por lo que quieras,  por eso no debemos perder las esperanzas, no hay que rendirse, ni tirar la toalla, no debemos permitir que nos afecte y no podemos dejar que el Pesimismo coja fuerzas y aplaste nuestras mentes, anulándolas y bloqueando todos sus recursos para seguir adelante. Por eso debemos pensar que si pasamos algo malo y después otra cosa mala viene encima, y no tienes tiempo de recomponerte para estar preparado para otra noticia mala... piensa que algo bueno, pero muy bueno  está por llegar, igual que tienes momentos difíciles, vas a tener momentos gratificantes, y tendrás que estar al 100% para poderlo disfrutar. 

Y nos preguntamos qué  es eso que podemos disfrutar si el bote de cristal está vacío... exacto, vacío porque lo bueno está por llegar. Tenemos que ir en busca de algo que nos está esperando, y así  guardarlo en nuestro bote de cristal, que ahora mismo está vacío, en sentido  metafórico, está vacío de presión, vacío de Culpabilidad. 


1 comentario:

  1. Me quedo con tus últimas palabras, pues son un rayo luminoso de esperanza y de vida.

    ResponderEliminar