domingo, 10 de julio de 2016

Tregua en una tierra fértil...

Qué gracia hace saber que sin darte tú cuenta... estás haciendo sufrir  a los demás, a los tuyos, a los que quieres... y por el simple hecho de que tu carácter se ha vuelto agrio desde hace meses, y no sabes el porqué.

Y que desde ese segundo quieras desaparecer, perderte, esfumarte... tienes esa necesidad de perderte para encontrarte, para que aparezcas de nuevo, te nace ese  ese sentimiento de  tener que ir a un nido fértil lleno de preguntas silenciosas, de preguntas y de aires voraces que te reclaman y te invitan a viajar a esa tierra virgen y voraz que te está dando la oportunidad de escucharte, de enseñarte a escucharte... así de simple.


Cómo nos vacila la vida, y como la tomamos... deberían hacer cápsulas de humor y de aceptación, para poder reconocer y aceptar a ese bichito interno que todos tenemos.  A ese lado oscuro, ese lado oscuro que unas cuantas clases de risoterapia no le vendrían mal.

Pero a fin de cuentas... solo tú puedes vencer esa "cosa" ( que no sabes ver porque es invisible, pero que en cambio se te presenta como una presencia constante atormentando cada segundo que vives)

La elección es perderse en una tierra desconocida y llena de un Vacío Fértil dispuesta a presentarte la vida, tu Vida a distancia. Para reencontrarse, para Encontrarte. Para descubrir tu identidad. Dónde iría... no sé, pero desde luego ni mi subsconciente lo sabría, sino... sabríais donde buscarme... y es esa la intención. El perderse para hallarse a uno mismo. Para descubrirse a uno mismo.

1 comentario:

  1. Siempre encuentro un aire limpio lleno de esperanza, que lucha por salir desde la profundadad a insuflarse de vida. Mientras eso ocurra, sé que sigues dando pasos adelante, por mucho que te cueste, por mucho que te pese cuanto te pasa. Lo importante es avanzar, a tu ritmo, pero avanzar.
    Te quiero, mi preciosa perla de oriente.

    ResponderEliminar