sábado, 10 de septiembre de 2016

El Mago C y los cóndilos...

Aquellos lunares con forma de manchas de pigmentos que dejaban su rastro al deslizarse por esa dulce y delicada porcelana china que bailan entre la melodía de las tormentas de este huracán nacido y hallado en ese mar sigiloso que te condujo a esta pesadilla, susurrando a los mares Calma. Encaminada a la Puebla a ver al Mago"C" como una Flor de loto entre lágrimas invernales y suspiros... dejando que la blanca luz de Coco iluminara mis sueños, como el índigo apagando el dinamismo de la diversión mandibular...

Entonces fueron las grietas y ojos vidriosos llenos de gritos mudos los que pidieron auxilio. Hidratamos con cariño el organismo...
Pidiendo "socorro" por tener en contra a los cóndilos bilaterales... despertando una angustia que derivará a una ansiedad repleta de pinchazos y punciones recorriendo las cervicales hasta la columna, paseándose por el omóplato izquierdo y dejándote una huella en el extremo de la clavícula.
Seguidamente una melodía titulada "Clacks" se evidencia entre las vértebras y la nuca, al igual que en los trapecios recién oxigenados que te han dejado en un estado de sequía y que sigue, unas 24 horas más aproximadamente.

A pesar de haber estado casi hora y media re-oxigenando a la Articulación Temporomandibular, en focos concretos y puntos gatillo que estaban débiles y vulnerables a los ataques de ese conjunto de articulaciones condíleas que actúan a la par y bilateral-mente inadecuada mente. Formada por tanto en ambos lados por el cóndilo temporal y la cavidad glenoidea, y el cóndilo mandíbular o apófisis articular. Estas dos partes de la articulación convexas que permiten una amplia variedad de movimientos que en estos tiempos no les da la gana realizar por estar en la "Edad del pavo"... apertura, cierre, lateralidad o diducción, retropulsión o retracción y propulsión o antepulsión. 
Con los trapecios autoprovocando su propia fiebre sana para llamar de inmediato a ese ejército de soldados que les ayudará a liberar tensiones musculares gracias a la ayuda tisular.
Queriendo con  la llegada de oxígeno a los tejidos restaurar variables macro-circulatorias de presión y flujo de marcado carácter globalviene que está determinada fundamentalmente por una presión de perfusión del tejido suficiente y por un transporte de oxígeno adecuado (determinado, a su vez, por el gasto cardíaco y el contenido arterial de oxígeno).


La musculatura de la articulación convexa se queda pillada y actúa de inmediato provocando un dolor (como el que hacía tiempo que no sentía desde aquel día -19 de Octubre del año pasado- que el enantyum entró sin piedad intravenosamente esa tarde...) Quizás sean los puntos gatillo reflejándose en el abdomen, el cual no está cómodo al tener la sensación de tener nudos y jugos gástricos bailando o liandola parda... Junto a esta fiesta "rock&roll" en el piso de arriba vemos y somos conscientes del ejercicio intensivo que están realizando los pulmones para frenar esa sensación de ahogo, de hiperventilación que puede llevarnos a un estado tan angustioso y tan triste... que no podemos permitir.

Con las amigas cervicales más calmadas, los trapecios vuelven a pedir más sesiones de tisulares para rebajar la tensión... y para ver si pueden dejar de tener la vista borrosa y confusa por no saber ya si estas sumergida en un sueño surrealista o en una pesadilla rodeada de criaturas escapadas del Jardín de las Delicias...

1 comentario:

  1. Espero que tu pesadilla del ATM encuentre las vías de solución pronto, pues leer cómo describes tu calvario personal nos llena de impotencia y tristeza.
    Y pese a todo eres capaz de mantener una actitud positiva, ofreciendo siempre la mejor de tus sonrisas.
    Sé que todo va a salir bien, pero que la paciencia y el tiempo son tus compañeros de viaje a los cuales no puedes ni debes esquivar, pues dependes de ellos.
    Te quiero, y estoy muy orgullosa de tí, mi niña bonita.

    ResponderEliminar