martes, 11 de octubre de 2016

Apostar

Un buey sin prado y sin lluvia en unas cavidades glenoideas llena de gritos silenciosos quebrados por ese disco rayado y sin color en un retiro de aries fortalecido y bello con colores Meiming. Desesperación absoluta. 



Como esa suerte que el verde vejiga apagado por el índigo atrapa y decora mis entrañas... me dejo envolver por esa esencia de nesspressoos que bailan y dibujan tranquilidad y sosiego llenos de confianza y fuerza para creer y apostar con la elegancia del erizo... rodeada de viento que nos lleva y nos trae sorpresas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario