viernes, 24 de febrero de 2017

Porcelana


La sociedad conspira me dijeron, siendo los responsables de esa maldad ajena contaminada. En todos los ámbitos. Abusando del manifiesto de las emociones que nos atraviesan o no. No conseguimos canalizar ni gestionar...  Las emociones más densas que no somos capaces de transmitir es por el hecho de no trabajarlas. Pero podemos trabajar nuestra autoescucha para observar qué mensajes nos da el cuerpo, a través de síntomas... y tratarlo con cariño. Para que nos comunique con menos resentimiento los sueños. Esos sueños con mensajes cifrados... 


Gracias Pilar jr4z145_91l4r










No hay comentarios:

Publicar un comentario